lunes, 20 de diciembre de 2010

Prevención, estimulación y prevención temprana.



Prevención temprana: Son aquellas actividades que permiten a las personas tener estilos de vida saludables y faculta a las comunidades a crear y consolidar ambientes donde se promueve la salud y se reduce los riesgos de enfermedad. La prevención implica desarrollar acciones anticipatorias. Los esfuerzos realizados para "anticipar" eventos, con el fin de promocionar el bienestar del ser humano y así evitar situaciones indeseables, son conocidos con el nombre de prevención".

Prevención: se refiere a toda aquella actuación que permite eliminar o disminuir lo más posible la irrupción de una enfermedad, un trastorno, una deficiencia o una incapacidad.

Hay 3 niveles de prevención:

- Prevención primaria: es la prevención, típica campaña dirigida para todo el mundo.

- Prevención secundaria: intervención temprana; porque se produce cuando ya se ha detectado el factor de riesgo y no se puede eliminar.

- Prevención terciaria: tratamiento; reducir los efectos del trastorno pero que ya existen.
Estimulación: En los primeros años de vida, el niño inicia la aproximación al mundo y comienzan sus aprendizajes, construyendo su desarrollo, y relacionándose con el medio. Por ello, van dirigidos al niño en las primeras etapas de la vida, principalmente desde la etapa prenatal hasta los 4 ó 6 años, según los casos:
  • Es una manera muy especial de contactar y divertirnos con el niño, siguiendo los ritmos que nos marque, animándole y teniendo fe en sus posibilidades, siendo creativos e imaginativos, inventando cosas nuevas y llevándolas a la práctica observando los resultados.
  • Es prevenir y mejorar posible déficit del desarrollo del niño.
  • Apuntan a normalizar sus pautas de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada